China confirma la visita a Beijing de Kim Jong Un


China anunció hoy que el líder norcoreano, Kim Jong-un, realizó esta semana una visita no oficial a Beijing durante la cual señaló su compromiso para alcanzar la desnuclearización de la península coreana.

“Sin duda, mi primera visita al extranjero (debía ser) a la capital china”, dijo Kim durante un banquete ofrecido por Xi Jinping, según la agencia oficial norcoreana.

“Es mi deber solemne, siendo alguien que debe cuidar y continuar las relaciones RPDC-RPC a través de generaciones”, declaró Kim, utilizando las siglas de las denominaciones oficiales de ambos países, la República Popular Democrática de Corea y la República Popular de China.

En China, Kim proclamó su compromiso con la desnuclearización de Corea: “Nuestra posición constante es estar comprometidos con la desnuclearización de la península”, según informó la agencia oficial china Xinhua.

Kim, que podría reunirse en los dos próximos meses con los presidentes de Corea del Sur y de Estados Unidos, confió en que ese diálogo pueda dar frutos después de los pasos dados por su país para reducir la tensión.

“La cuestión de la desnuclearización de la península coreana puede resolverse si Corea del Sur y Estados Unidos responden a nuestros esfuerzos con buena voluntad y crean una atmósfera de paz y estabilidad a la vez que toman medidas progresivas y sincronizadas para la consecución de la paz”, añadió Kim.

El líder norcoreano subrayó que quiere incrementar la cooperación estratégica con China durante todo este proceso.

Xi recalcó el aprecio de Beijing por los importantes esfuerzos hechos por Corea del Norte en los últimos meses para avanzar en la distensión y reiteró que China tendrá una actitud constructiva y trabajará con todas las partes, a las que pidió que apoyen la actual mejora de relaciones entre las dos Coreas.

El líder chino estuvo acompañado de algunos de sus hombres de confianza, entre ellos el nuevo vicepresidente Wang Qishan.

Xi Jinping dijo que se acordó “avanzar la amistad tradicional” entre ambos países, y en este sentido realizó una serie de propuestas para profundizar la relación, incluyendo las visitas recíprocas de altos cargos.

Beijing ha sido tradicionalmente el mayor aliado diplomático y económico de Pyongyang, pero en los últimos años ha apoyado y puesto en práctica sucesivas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU con sanciones económicas contra Corea del Norte por sus programas de armas nucleares y de misiles balísticos, lo que había enfriado la relación.

Aunque subrayó su apoyo al régimen de Pyongyang, especialmente en su objetivo de mejorar la economía y las condiciones de vida de la población, Xi resaltó que China espera que haya estabilidad política en Corea del Norte.

Kim estuvo en territorio chino entre el domingo y el miércoles, según la información oficial (lo que incluiría los desplazamientos en tren), en lo que ha sido su primera visita al extranjero desde que llegó al poder a comienzos de 2011.

El líder norcoreano viajó acompañado de su esposa, Ri Sol Ju.

Ambos dirigentes mantuvieron una reunión en el Gran Palacio del Pueblo que la información no data, pero que con toda probabilidad ocurrió el lunes, el día en que la plaza de Tiananmen estuvo cerrada.

Además, Xi y su esposa, Peng Liyuan, ofrecieron un banquete a la delegación norcoreana y asistieron junto a Kim y Ri a una representación artística.