Donald Trump se muestra optimista ante la futura reunión con Kim Jong-un


El optimismo mostrado por Trump está directamente relacionado con el encuentro en Pekín (China) entre el presidente chino, Xi Jinping, y el líder norcoreano, y las 'buenas nuevas' que le trasladó Xi en un mensaje anoche. "Su reunión con Kim Jong-un fue muy bien y Kim está esperando su encuentro conmigo", apuntaba el presidente estadounidense en uno de sus tuits, en el que describía el mensaje del líder chino sobre la inesperada visita del dirigente de Pyongyang y su esposa.

Aún no hay detalles sobre la futura cumbre diplomática entre EEUU y Corea del Norte -que muchos dudan vaya a celebrarse-, anunciada a principios de marzo después de que una delegación de Corea del Sur trasladara a Trump el deseo del líder norcoreano de mantener un encuentro con él. El presidente aceptó la invitación, como confirmó por las redes sociales. "Kim Jong-un habló de desnuclearización con los representantes de Corea del Sur", subrayaba en un tuit el 8 de marzo antes de dar luz verde al encuentro.

Los mensajes esperanzadores de Trump sobre la actitud del régimen norcoreano contrastan con algunas informaciones publicadas en los medios estadounidenses. El diario 'The New York Times' informaba este miércoles sobre la puesta en marcha de un reactor en un complejo nuclear en Yonghbyon, al norte de Pyongyang, según muestran imágenes satelitales. La autoridades locales, señala el periódico, insisten en que está en funcionamiento para producir electricidad para uso civil -no plutonio-.

Junto al optimismo del presidente, que ve más cerca la posibilidad de alcanzar una solución diplomática con Pyongyang, Trump también mostró cierta prudencia. Hasta que la reunión tenga lugar, "desafortunadamente la presión y sanciones máximas deben mantenerse a toda costa". Lejos quedan los mensajes de 2017 en los que se refería a Kim Jong-un como 'hombre bala'.

El presidente aprovechó sus mensajes para destacar el nuevo escenario en las relaciones entre EE.UU y Corea del Norte en comparación con sus predecesores. "Durante años y en muchas administraciones, todos decían que la paz y la desnuclearización de la Península de Corea no eran ni una pequeña posibilidad", escribió reforzando la idea de su posible encuentro histórico.