Los 4 grandes momentos del concierto de Beyoncé en Coachella | Vídeos


Con una actuación sin descanso en la que enlazaba canciones (un total de 26) con coreografías milimétricas, fragmentos teatrales y recursos visuales de todo tipo también hubo tiempo para la reivindicación. "Gracias por dejarme ser la primera mujer negra en ser cabeza de cartel en Coachella", espetó la artista ante los más de 100.000 espectadores presentes en el desierto de California. Y es que combinando R&B, rap, soul, rock y todo lo que se le pusiera al alcance, el de Beyoncé fue también un concierto de feminismo, sexualidad y reivindicación afroamericana.

A continuación, algunos de los momentos más destacados:

1) El concierto de Beyoncé prometió desde su inicio. Llegó al escenario vestida de faraona y, tras el primero de los mil y un cambios de vestuario, empezó el 'show' con 'Crary in love'. Pirámide, fuego y luces eran algunas de las señales de la megaproducción que acababa de empezar.

2) El concierto que no se perdió Rihanna. La cantante de Barbados estuvo siguiendo la actuación de Beyoncé desde primer fila. Algunos de los asistentes al concierto pudieron grabar imágenes de Rihanna vibrando con el 'show'.

3) Apareció acompañada Beyoncé entre la penumbra del escenario. Las sombras anunciaban la vuelta (momentanea) de las legendarias Destiny's Child, Kelly Rowland y Michelle Williams, que en los 90 habían dominado el R'n'B junto a la protagonista de la noche. Beyoncé las presentó como sus "hermanas", antes de reunirse también sobre el escenario con su verdadera hermana, la cantante Solange Knowles.

El trío interpretó tres temas, incluido el clásico 'Say My Name', en la que fue su primera reunión desde la también regresó sorpresa de la Super Bowl 2013.

4) Después de unos minutos con aire latino y tropical con 'Mi Gente' y 'Hold Up', Beyoncé invitó a su esposo, el rapero Jay-Z, para interpretar 'Déjà Vu' antes de que se materializara el esperado reencuentro de Destiny's Child.