Salubrista detalla los cuidados para las personas mayores en invierno

June 22, 2018

 

 

La Dra. Baeza, directora del Centro de Salud Pública de la Universidad Central, recomienda la vestimenta por capas para enfrentar los cambios de temperatura y evitar enfermedades invernales.

 

 

 

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, las personas mayores aparecen como uno de los grupos vulnerables y a quienes más impacta esta temporada. El cuidado de los adultos mayores en esta época del año contempla, al igual que el resto de la población, la prevención de enfermedades, una adecuada calefacción del hogar y una alimentación para reforzar las defensas.

 

La Dra. Nelly Baeza, médico salubrista y directora del Centro de Salud Pública de la Universidad Central, explica que las bajas temperaturas impactan duramente en la salud de la población adulta mayor, al potenciar las infecciones respiratorias como neumonías o gripe.

 

“Las bajas temperaturas producen el aumento de una serie de indicadores como presión arterial, concentración de lípidos, demanda de oxígeno y agregación plaquetaria, entre otros mecanismos fisiopatogénicos, que llevan a que se produzcan las enfermedades invernales”, indica la Dra. Baeza.

 

Es necesario considerar que en los adultos mayores la piel disminuye su espesor y los receptores cutáneos pierden sensibilidad a la temperatura, por lo que pueden tener dificultad para percibir con certeza frío o el calor. “Para resguardar este factor, hay que revisar las condiciones de la vivienda, sellar ventanas y ventilar los espacios diariamente. No es recomendable el uso de guateros, ya que por su falta de sensibilidad, los ancianos son más propensos a sufrir quemaduras”, expresó la directora del Centro de Salud Pública de la U. Central.

 

La vestimenta es importante en las personas mayores, deben usar ropa térmica con ventilación como el polar, lana o relleno de plumas, que permite aislar la temperatura corporal y protegerse del medio ambiente. “Asimismo, hidratarse adecuadamente con bebidas calientes como té, mate o aguas de hierba colabora a mantener la temperatura”, agrega la facultativa.

 

En esta época del año las oscilaciones térmicas durante el día obligan a las personas a vestirse por capas para mantener una temperatura adecuada. Los ancianos, como grupo de riesgo, deben conservar la temperatura, no sobreabrigar y evitar los cambios bruscos de temperatura.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload