Electrocardiogramas gratuitos ofrece ‘Camión del Corazón’ que recorrerá la Región Metropolitana en agosto

July 27, 2018

Este examen es parte de las prestaciones sin costo que ofrecerá el consultorio itinerante de Sochicar, incluyendo atención de cardiólogos a bordo.

 

 

 

 

Este domingo 29 de julio de 2018, la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía cardiovascular (Sochicar) lanzará el Mes del Corazón en nuestro país con una actividad de salud preventiva y gratuita para todo público, que se llevará a cabo en el Parque Metropolitano de Santiago, desde las 8.30 hrs.

 

En la oportunidad se dará la partida a “Corazón Móvil”, un camión que funciona como consultorio itinerante y que este año recorrerá nuevamente las comunas de la Capital haciendo exámenes gratuitos de glicemia, colesterol, presión arterial, y electrocardiogramas, y que lleva a bordo a un equipo de Cardiólogos de Sochicar haciendo consultas médicas sin costo.

 

El presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, Dr. Alejandro Dapelo, indicó que “por tercer año consecutivo nuestro Camión del corazón acercará la prevención a la calle, cumpliendo así con la misión de aportar en el cuidado cardiovascular de los chilenos, teniendo en consideración que estas enfermedades son la primera causa de muerte en nuestro país y el mundo, y debemos poner todos nuestros esfuerzos para alejarnos de esa compleja realidad”.

 

Para cumplir con este objetivo, la ruta de “Corazón Móvil” este año incluye paradas en las comunas de Providencia, Puente Alto y San Miguel, como una forma de abarcar a todos los sectores de la Región Metropolitana, eventos que se sumarán a los ya tradicionales operativos en La Granja y Metro Baquedano. Por su parte, en regiones la Sociedad Chilena de Cardiología prepara atenciones gratuitas en Iquique, Concepción y Temuco.

 

 

Primera causa de muerte en Chile

 

Pese a los esfuerzos y a las políticas de salud puestas en marcha para contrarrestar su impacto en la comunidad, las enfermedades cardio y cerebrovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en nuestro país, cobrando la vida de más de 27 mil personas al año.

 

Lo anterior quedó de manifiesto con las preocupantes cifras que entregó la Encuesta Nacional de Salud en 2016-2017, en la que se demostró que el 25% de la población chilena tiene riesgo cardiovascular alto, mientras que patologías como hipertensión, diabetes, sedentarismo y obesidad siguen siendo las enfermedades más prevalentes entre la población.

 

“El 74% de nuestra población tiene exceso de peso, el 86,7% es sedentario, y un tercio de nuestra población es hipertensa, lo que hace que nuestra realidad sea un complejo escenario al que no le hemos podido dar solución definitiva. Es por eso que el control de dichos factores de riesgo debe convertirse en un hábito entre la población que debe comenzar desde la infancia”, sostiene el Dr. Alejandro Martínez, Presidente de la Fundación de la Sociedad Chilena de Cardiología.

 

Uno de los aspectos llamativos en los resultados de la ENS, es que las cifras no difieren mucho entre hombres y mujeres y, contrario a lo que se piensa, las enfermedades cardiovasculares los afectan prácticamente en la misma proporción. Según explica la Dra. Mónica Acevedo, directora de Sochicar, en este caso las diferencias tienen que ver con otros aspectos: “Generalmente, las mujeres sufren un infarto 10 años más tarde que los hombres, es decir, ellos se infartan en promedio a los 55 años, y ellas lo hacen a los 65. El hecho de que la mujer se infarte a mayor edad, hace que estos eventos sean más graves en ellas, lo que se suma a que consultan tardíamente al no reconocer los síntomas, causándoles dos veces más riesgo de morir respecto de un hombre”. Por esta razón, la educación sobre síntomas y factores de riesgo es una necesidad urgente y de importancia vital.

 

Las enfermedades cardiovasculares no presentan síntomas evidentes, y se manifiestan a través de un infarto al corazón o al cerebro, siendo pocas las opciones de tratamiento y mejoría cuando no se tratan a tiempo. Estas deficiencias demostradas ante un problema de salud nacional tan importante, encienden las alarmas respecto de la necesidad de imponer mecanismos de prevención eficientes que logren revertir estos altos índices.

 

La OMS asegura que el 80% de las muertes prematuras por estas enfermedades cardiovasculares, podrían evitarse con un simple tratamiento que incluye una dieta saludable, rica en frutas y verduras, disminuyendo las grasas saturadas, el sodio y el consumo de alcohol, abandonar el hábito de fumar, y realizar actividad física constante. Estas mejoras en los hábitos de vida podrían disminuir enormemente la posibilidad de sufrir problemas cardíacos. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload