Cultivos sustentables y una alimentación a toda prueba

October 15, 2019

Según la FAO, 294 millones de seres humanos padecen de este trastorno alimenticio en América Latina y más de 820 millones de personas sufren hambre en el mundo. Esa nutrición deficiente no solo se debe a la falta de comida, sino que en algunos casos también a la calidad de los alimentos, establece el organismo.

 

 

 

Cada vez se hacen más contingentes los temas asociados a la alimentación y sus repercusiones en la salud, por lo tanto, cobra absoluta vigencia abordar con seriedad el origen de la comida y la forma en que se produce. En este sentido, la deficiencia de nutrientes es uno de los problemas que afecta al menos al 50% de los cultivos en Latinoamérica. Esta problemática tiene impacto en la salud de las personas: la falta de macro y micronutrientes puede originar problemas de crecimiento, debilidad muscular, osteoporosis y diabetes, entre otras enfermedades.

 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), más de 294 millones de personas sufren de una o dos formas de malnutrición en América Latina, siendo los más afectados los niños y adolescentes. Al analizar estas cifras es natural pensar en la fabricación de alimentos y en la agricultura.

 

Para Yara, líder mundial en producción y comercialización de fertilizantes minerales, estas deficiencias podrían prevenirse desde los alimentos, mediante una adecuada nutrición de cultivos. Lo que garantizaría calidad, inocuidad y trazabilidad de la comida. Esto, en línea con las exigencias de los consumidores, particularmente en el mercado de frutas, cereales y vegetales.

 

La Directora de Agronomía de Yara, Margarita González, afirma que los fertilizantes “son los responsables de facilitar la producción de la mitad de alimentos que el mundo consume, así como de aportar a estos alimentos los nutrientes y minerales necesarios, para el óptimo desarrollo de los seres humanos. Cultivos sanos nutren personas sanas”.

 

Nutrientes como el zinc, por ejemplo, son vitales para tener niños más grandes y con mejor desarrollo cognitivo, por lo que se debe garantizar su consumo en mujeres embarazadas e infantes. Por otro lado, el hierro es determinante para combatir la anemia, que afecta a nuestro país.

 

Es por esta y otras razones que se celebra el Día Mundial de la Alimentación, efeméride en la que se busca educar a la población sobre una dieta sana y sostenible, y donde Yara se sumará para comunicar el papel que juegan los fertilizantes en este ámbito.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload