Independencia restringirá fiestas en edificios y condominios de la comuna

April 16, 2020

Junto a ello, Carola Rivero presentó ante al Concejo Municipal una enmienda a la actual Ordenanza de Ruidos Molestos para, por una parte, establecer mayores restricciones, durante este período de emergencia, y poder sancionar a quienes estén permitiendo que estas situaciones ocurran, tales como administración de edificios o condominios que no posean reglas ni orden para que la comunidad pueda vivir en paz.

 

 

 

Desde hace varios años Independencia ha cambiado. No solo su fisonomía por los nuevos edificios en alturas, sino que también culturalmente, lo cual hoy en día ha evidenciado un cambio en la manera de vivir y relacionarse entre sus vecinos, dejando atrás su tradición de “barrio tranquilo”.

 

Un ejemplo de ello, y que hoy tiene a la comuna inserta en un “total abandono para fiscalizar y resguardar el descanso de sus vecinos, contando solo con los recursos propios”, asegura la concejala Carola Rivero. 

 

Esto ha llevado a que muchos de sus habitantes estén enfrentando graves situaciones dado los constantes ruidos molestos y fiestas, imposibilitando que la mayoría pueda estar tranquilo, especialmente durante la noche, según denuncia.

 

Ruidos molestos y convivencias carnavalescas hasta altas horas de la noche, sin ningún respeto por el descanso y estado de ánimo de todos; fiestas y bullas en departamentos, en dónde “por su tamaño el ruido tiene efecto de eco en los vecinos, generando intranquilidad, discusiones y altercados”, son sólo algunas de las situaciones que han debido enfrentar sus vecinos desde hace ya, varias semanas”, explica Rivero.

 

Y, agrega, “no es posible que la gente siga creyendo que nosotros como comuna vivimos en un espacio de impunidad, razón por la cual buscamos promover una modificación a la actual ordenanza municipal, incorporando una nueva sanción a quienes metan bulla o interrumpan el total descanso de los demás, sin importar la hora en que esto ocurra”, sostiene la concejala.

 

De esta forma,  el Concejo Municipal autorizó por una parte, establecer restricciones mayores, claramente establecidas, al menos durante este período de emergencia, y poder sancionar a quienes estén permitiendo que estas situaciones ocurran, es decir, administración de edificios o a aquellos condominios que no posean reglas ni orden para que la comunidad pueda vivir en paz.

 

De igual forma, autorizar a que los fiscalizadores propios-como inspectores municipales- puedan también cursar partes y multas, a responsables directos, como a las administraciones, cuando ocurra en edificios.

 

“Soy absolutamente contraria a tener que estar permanentemente coartando las libertades de las personas, sin embargo, hoy como país y comuna no estamos en una situación donde sea permitido la fiesta permanente. No es suficiente lo que hacemos hoy en día, hay que apelar no sólo al criterio, sino que empezar a castigar a quienes infrinjan las normas”, asegura Rivero.

 

“En Independencia tenemos derecho a dormir en paz. Nadie puede poner en riesgo nuestra salud física ni menos nuestra salud mental por no poder descansar”, finaliza Carola Rivero, concejala.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload