Covid19 y el Impacto del aislamiento social

El aislamiento social impacta en el aparato psíquico de cada uno de forma distinta En algunos se acopla a la personalidad y enfoca el modo supervivencia iniciando procesos más bien pragmáticos y focalizados en las necesidades de primer orden. No permite conectarse con fragilidades ni temores. Otros más ansiosos viven ésta situación con preocupaciones intensas, miedos frecuentes y prolongados, que pueden interferir el día a día con síntomas variados, agitación, tensión, taquicardia, debilidad física, agotamiento, problemas gástricos, insomnio, dificultad para concentrarse, etc.

 

 

 

En el aspecto adaptativo se espera una variedad de emociones tristeza, pena, miedo, temor, rabia, las cuales experimentadas en su función de alerta, dada la situación contextual, se consideran normales y ponen al sistema en un punto alto de funcionamiento. La perpetuación de estos emociones a lo largo del tiempo, agota el aparato psíquico transformándose en un trastorno adaptativo, dada la respuesta desadaptativa ante el foco de estrés, el cual puede durar 6 meses aprox, trascurrido ese tiempo habría q diferenciar el diagnostico. 

 

Especial atención daría a las depresiones reactivas, en las cuales la desesperanza, tristeza, falta de energía, pensamiento más lento, desmotivación,  falta de fuentes de placer, se posiciona en el ánimo, deteriorando la vivencia subjetivas del sujeto durante este aislamiento, que en general no es tan infrecuente en éste perfil.

 

En cuanto a la relación con la muerte y la elaboración de pérdidas que se estuvieran desarrollando con dificultades se puede pensar en el aumento de la inseguridad, la vivencia de catástrofe se acentúa en esta situación de emergencia sanitaria.

 

El trauma se actualiza, la percepción de riesgo se activa y los comportamientos se alteran. Algunos se aceleran, los impulsos dominan, las obsesiones controlan, la ansiedad se dispara, los atracones se multiplican, el consumo de sustancias aumenta, el duelo se vuelve patológico.

 

Los cambios q se esperan en este procesos pueden entenderse desde las tareas o etapas del duelo, donde la negación, es un primera etapa q va en la ruta de adaptarnos a la nueva realidad.

 

Si observas cambios que no consideras “normales” que, interfieren en el desarrollo de nuevas habilidades para sobrellevar las tareas problemáticas habituales del proceso en que nos encontramos, consulta, busca apoyo psicológico o farmacológico -según la necesidad.

 

Los cambios aparentemente continuaran y al parecer la normalidad es cambiar constantemente y los procesos de psicoterapia abordan esos aspectos de tu identidad que debes evolucionar en este proceso de cambio continuo. El apoyo psicológico hace el rol de “yo auxilar” 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload