Consejo Regional aprueba proyecto de televigilancia con drones en la RM

Se trata de un convenio de más de $1800 millones con la Subsecretaría de Prevención del Delito con el fin de contribuir a mejorar los niveles de seguridad de la RM.


El Consejo Regional Metropolitano de Santiago (CORE) —en su sesión plenaria del 05 de agosto- aprobó el proyecto “Televigilancia Móvil en la Región Metropolitana 2020-2022” por un monto de $1.817.640.321.-. Convenio entre el Gobierno Regional y la Subsecretaria de Prevención del Delito (SPD) que será ejecutado en el plazo de tres años (ver tabla adjunta).


La iniciativa consiste en la implementación de aeronaves remotamente pilotadas (drones o RPAS) con cámaras de alta definición para obtener información visual y transmitirla a una central de monitoreo regional, con la finalidad de detectar incivilidades, realizar patrullaje preventivo en el territorio, obtener medios probatorios ante delitos flagrantes, colaborar en emergencias, entre otros usos.


Al respecto, el presidente del Consejo, Felipe Berríos, señaló que “queremos valorar este convenio de programación que va a permitir mejorar los recursos tecnológicos para abordar un tema tan sensible como la delincuencia. Esperamos que con este aporte, sumado a los que ya hemos hecho para Carabineros y PDI, podamos tratar el tema de la seguridad en su integralidad”.


“Este proyecto tiene como objetivo contribuir en la prevención del delito y la disminución de los índices de victimización en nuestra Región Metropolitana. Es un proyecto que hoy día debemos como Gobierno Regional potenciar, apuntar al orden público y también combatir la delincuencia”, agregó el presidente de la Comisión de Seguridad del Consejo, Claudio Pardo.


Por su parte, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, agradeció el apoyo del Consejo y señaló que “hoy día estos drones son muy importantes porque permiten la coordinación con los municipios y también con el Ministerio Público. Nosotros buscamos tener una acción eficiente de las policías, pero a veces no se puede actuar en el momento, por lo que para la investigación sí es importante (esta ayuda): se realizan muchas acciones policiales con el apoyo de drones y en coordinación con el Ministerio Público”.



El proyecto

Esta iniciativa no es nueva en el país. Ya ha sido implementada en las Regiones de Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, La Araucanía y Los Ríos. En la RM, desde el año 2018, funcionan seis drones con el financiamiento de la SPD. Proyecto que, al 31 de mayo de 2020, registra 8.334 horas de vuelo con drones y que ha contribuido a la detención de 307 personas por distintos delitos.


Los drones serán manejados desde una Central Regional de Monitoreo —ya instalada en la Intendencia de Santiago-. Desde ahí, el personal del proyecto planificará los vuelos, se coordinará con municipalidades y policías, monitoreará las imágenes y será responsable de su cautela. La SPD, por su parte, licitará el arriendo de horas de vuelo, dará soporte técnico a Intendencia, y elaborará y actualizará los protocolos y procedimientos correspondientes.


Para hacerle seguimiento a esta iniciativa, el proyecto contempla la conformación de una Comisión Regional de seguimiento y evaluación del convenio integrada por el Intendente, dos consejeros regionales y la Subsecretaría de Prevención del Delito.


Es importante señalar que es la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) el organismo que regula la actividad aérea en el país y, por ende, la operación de drones o RPAS. La televigilancia sólo se realiza en espacios públicos y se resguarda la privacidad con un control cerrado de imágenes. Para generar procedimientos se consideran dictámenes de Corte Suprema y del Consejo para la Transparencia.