Especialista aconseja celebrar Halloween  tomando medidas de protección

Dra. Viviana Guillier, pediatra de Nueva Clínica Cordillera, advierte que los niños necesitan salir, pero entrega recomendaciones para disfrutar de la festividad en forma segura.



En el actual contexto, la celebración de Halloween de este 31 de octubre es, para la Dra. Viviana Guillier, médico pediatra de Nueva Clínica Cordillera, una oportunidad perfecta para transmitir tranquilidad y enseñar a los niños a tomar los resguardos necesarios al hacer actividades lúdicas fuera de casa.


La especialista advierte que muchos niños están sufriendo ansiedad y angustia por la situación sanitaria, e incluso pueden sentir miedo de salir, por lo que la festividad de Halloween ofrece una ocasión interesante para darles la tranquilidad y seguridad de que estarán bien si se toman las precauciones que ya se conocen.


“A los niños lo que les gusta es salir a pedir dulces, y necesitan desconfinarse porque han estado muy encerrados. La idea es que los papás tienen que asegurarles que van a hacer un juego, a salir con ellos y protegerlos”, afirma. La especialista estima que padres e hijos pueden compartir un momento entretenido que sea un aprendizaje para la vida con el Covid mientras no exista una vacuna aplicada masivamente.


La pediatra recomienda hacer una salida corta donde los niños no toquen timbres, puertas ni otras superficies, y reciban las golosinas en una bolsa o canasto, en tanto los dulces deberían ser siempre con envoltorio, los que se pueden desinfectar llegando a la casa. A su vez, quienes entregan las golosinas debieran limpiar los envases con alcohol una hora antes de repartirlos.


“Si el niño no toca nada y tiene una máscara que le tapa la cara por completo, no va a haber contagio, está mucho más seguro que ir a cualquier otra parte. Además tiene que ser una salida programada por la cuadra o una manzana a la redonda y listo. Este Halloween da todas las posibilidades para ser creativos”, agrega.


“Por ejemplo, los papás le pueden hacer al niño, o hacerla juntos, una mascarilla con motivos de Halloween que le deje descubiertos solo los ojos. Lo importante es que siempre hay que mantener los principios de distanciamiento de un metro y medio entre personas, o sea, el papá o mamá con el hijo o dos hijos, no con todos los niños de la cuadra. En segundo lugar, la mascarilla es fundamental, y con una máscara más entretenido aún. Y tercero, la limpieza de las manos. Más que mucho alcohol, lo más importante es el lavado con agua y jabón”, enfatiza.


La especialista concluye que esta festividad “hay que aprovechar de vivirla en familia, enseñando hábitos a los niños, porque van a vivir con esto un tiempo”.