40 horas laborales: 7 fórmulas que barajan las organizaciones

Las empresas buscan diferentes fórmulas para implementar la jornada laboral reducida, acompañándola con programas de capacitación que permitan avanzar en una gestión enfocada en los resultados que permita hacer más con menos.




Aunque todavía no hay fecha definida para que el Gobierno presente el proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas, algunas empresas ya han adoptado esta medida, entre ellas: Coopeuch, Scotiabank, Caja Los Andes y Walmart.

El objetivo central de esta iniciativa es mejorar la calidad de vida de los colaboradores, favoreciendo condiciones para lograr un equilibrio laboral y personal. Sin embargo, existe consenso en que la reducción de la jornada laboral por sí sola no implica un nuevo equilibrio en la vida de las personas y que será necesario fortalecer la educación para que no impacte negativamente la productividad.


De acuerdo con el Informe Anual de Productividad 2021, países más productivos como Dinamarca, no solo tienen jornadas laborales de 37 horas a la semana que generan 75 dólares por hora trabajada, sino que además las personas que cuentan con más tiempo libre y de bienes más variados, de mejor calidad y a menores precios.


El mismo informe destaca que en Chile se generan 30 dólares por hora y se trabajan 45 horas a la semana, por lo que los expertos indican que es clave que las organizaciones y las personas asuman juntos el desafío.


“La productividad está asociada a lo que son capaces de hacer los colaboradores de acuerdo a sus competencias y por eso, ante la disminución horaria, es necesario fortalecer la capacitación y formación al interior de las empresas”, explica Camila Montedónico, Directora de Consultoría en HR Burô, empresa de recursos humanos que también adoptó anticipadamente las 40 horas laborales.

A lo anterior, agrega “en nuestro estilo de vida actual nunca tenemos suficiente tiempo, ni quienes están en modo híbrido, home office o presencial. Para que el ajuste de jornada se transforme en más tiempo para las personas y no impacte la productividad, debe ir acompañado por prácticas que permitan ser más efectivos.

Dependiendo de la industria, las empresas barajan distintas alternativas para reducir la jornada:


1. Implementación por grupos: Algunas empresas propusieron un horario reducido a ciertos grupos de la empresa, como por ejemplo el caso de Walmart que comenzó con embarazadas y adultos mayores como una manera de favorecerlos y dar inicio al este esquema de trabajo.


2. Término de la jornada una hora antes: Es la fórmula más simple y más utilizada en oficinas. Sin embargo, en otros sectores como Retail puede significar recibir menos ingresos o generar un sistema de turnos, que complejiza y encarece la operación.


3. Viernes de tardes libres: Cuántas veces hemos escuchado “por fin es viernes”. La frase se relaciona con la idea de que el viernes ya es casi fin de semana, por lo que la productividad tiende a disminuir. Además, finalizar los viernes temprano es muy bien recibido por los colaboradores.


4. Mañana o tarde libre: Hacer trámites o ir al médico puede ser muy bien recibido por los colaboradores de una empresa. Si la opción de los viernes es buena, esta alternativa permite elegir el día en que ellos necesitan tener un tiempo personal y llegar a acuerdos con sus jefaturas.


5. Día libre al mes: Es otra de las alternativas que las empresas están barajando. Si se entrega este beneficio, se están descontando horas laborales al mes y por ende a la semana y se puede así cumplir con la norma.


6. Semana 4x3: Es un modelo que actualmente se pone a prueba en el mundo. De hecho, a partir del lunes 13 de junio miles de trabajadores británicos empiezan a trabajar cuatro días a la semana, sin reducción de su salario. Este piloto durará seis meses y participan 3.300 trabajadores de 70 empresas, desde proveedores de servicios financieros hasta restaurantes. ¿Cómo hacerlo en Chile para lograr 40 horas? Compensando en la semana el tiempo que no se trabajará el viernes y así cumplir con las 40 horas señaladas por el nuevo proyecto.


7. Reducción de media hora diaria y tarde de viernes: Es otra alternativa por la que optan algunas empresas como Caja Los Andes, que disminuyó la jornada en la semana en media hora y compensó lo que faltaba con las tardes libres los viernes. De esta forma cumple con su norma autoimpuesta y logra la fidelidad de su personal.


Las alternativas son varias y las empresas están buscando las fórmulas que les permitan lograr la reducción de la jornada laboral sin afectar la productividad. “Esta reducción de jornada anticipa un desafío por lograr liderazgos transformacionales, que incentiven el aumento de la productividad en los equipos haciendo más con menos. Hoy vemos que nuestros clientes se están anticipando a este cambio planificando sus mallas horarias para lograr mantener sus niveles de productividad apoyándose con iniciativas que impacten positivamente la compatibilidad entre familia y trabajo y de esta forma aumentar niveles de motivación y satisfacción laboral que se reflejen en sus resultados”, explica Anita Jirón, Directora Corporativa de negocios de HR Burô.


Por ahora, la ministra del Trabajo anunció que avanzará en una mesa técnica donde se reunirán trabajadores, grandes empresas y Mipymes para planificar una implementación gradual durante 2022.