Alergias de primavera: 5 consejos para enfrentarlas

Con la llegada de la primavera, también aparecen las alergias estacionales producto de alérgenos propios del cambio de temporada como el polen proveniente de las flores, pasto y otros agentes externos. Para prevenir sus molestos síntomas Bion 3 entrega cinco consejos que pueden marcar la diferencia durante estos meses.





La llegada de la primavera trae consigo días más largos, un clima más agradable, las ganas de practicar actividades al aire libre, el brote de flores, árboles y otras especies que tiñen de color las ciudades. También llegan las no tan bienvenidas alergias estacionales provocadas principalmente por alérgenos como el pasto, polen, moho e inclusive insectos.


Estas alergias aparecen cuando el sistema inmunitario reacciona ante una sustancia extraña manifestándose a través de estornudos, congestión y secreción nasal, inflamación de las mucosas, tos, dificultad para respirar, picazón de la garganta, lágrimas en los ojos e inclusive erupciones cutáneas. En casos más graves, el conjunto de síntomas como la dificultad para respirar, tos y pitidos pueden derivar en un shock anafiláctico, es decir, una reacción alérgica generalizada, que puede ser grave y, en algunos casos, incluso mortal.


Respecto a su prevención, el doctor Enrique Obermeier, Medical Manager de P&G Health Chile señala, “es de suma importancia que cada persona conozca cuáles son las fuentes externas que pueden provocarles alergias y cuáles son las consecuencias que puede provocar en su cuerpo. De esta forma podrá tomar medidas concretas para su prevención, que puede ser de diferentes maneras, ya sea reduciendo nuestra exposición lo máximo posible a aquellos alérgenos que las producen, así como también a través de reforzar nuestro sistema inmunológico durante todo el año”.


De esta forma, el doctor Obermeier y Bion 3 entregan cinco consejos para enfrentar las alergias estacionales de primavera y así disminuir sus síntomas:


  1. Conocer nuestro pronóstico y tratamiento respecto a las alergias, consultando con un especialista nuestro cuadro específico y cuáles son los alérgenos que nos afectan más.

  2. Evitar el contacto con alérgenos externos, a través de medidas concretas como el mantener las ventanas cerradas por la noche, o suspender las actividades al aire libre muy temprano, cuando los niveles de polen alcanzan su nivel más alto, evitar salir en días de mucho viento o utilizar mascarilla al hacerlo.

  3. Al llegar a casa, cambiarse de ropa y tomar una ducha para limpiar el polen. De igual forma, al lavar ropa, intentar secarla en espacios cerrados, pues si esto se realiza al aire libre puede tener contacto con el polen.

  4. Las tareas relacionadas a jardinería como cortar el pasto, desmalezar deben ser evitadas en lo máximo posible durante esta época. En caso de fuerza mayor, se puede utilizar una mascarilla y ropa protectora.

  5. Consumir multivitamínicos con probióticos durante todo el año para reforzar nuestro sistema inmune puede marcar la diferencia. El consumo de probióticos, que refuerzan la inmunidad y vitaminas como la C, la cual es una poderosa antihistamínica y antialérgico natural, además de actuar como antioxidante y antiinflamatorio, pueden ser relevantes a la hora de prevenir las alergias y sus síntomas. Estas pueden ser obtenidas a través de fuentes externas como alimentos y/o suplementos, como Bion 3, que además contiene probióticos que ayudan a mejorar la absorción de vitaminas y al equilibrio de la flora intestinal.


“La relevancia en cuanto a la ingesta de multivitamínicos como Bion 3 es importante para nuestra salud integral, debido a que, y según evidencia científica, su combinación de probióticos triplica las células del sistema inmune, permitiéndonos sortear de mejor forma las alergias estacionales y enfermedades”, concluye el experto.