¿Cómo puedo hacer mi Ecommerce más inclusivo? Consejos para tener una tienda online accesible

La Organización Mundial de la Salud informa que el 15% de la población global tiene algún tipo de discapacidad; el Ecommerce no queda exento a las necesidades específicas de diferentes consumidores.




La crisis sanitaria fue el botón de inicio para una nueva forma de vida, donde lo digital se volvió parte de la rutina diaria. El Ecommerce es uno de los exponentes insignes, ya que un 94% de los chilenos declara haber comprado un producto o servicio por internet en los últimos seis meses, destacó el estudio “Radiografía del Ecommerce” elaborado por GfK y Mercado Libre en 2021.


Esta alta penetración del comercio online incide en toda la población, lo que significa que apunta a un público diverso en todo sentido, por lo que es necesario que el Ecommerce se adapte a las características de cada uno de los compradores online.


“La accesibilidad en el Ecommerce debe darse por hecho, porque significa un mejor uso de las páginas web para todas las personas, las cuales pueden estar ubicadas en diferentes lugares del planeta, tener capacidades diferentes, ser mayores o menores y para todos deben estar las condiciones necesarias que les brinde buena experiencia de compra online”, afirma Elías Zafe, Gerente de Negocios de Ecomsur.


Derribar las barreras de acceso a todos los posibles consumidores online independientemente de sus capacidades físicas o cognitivas, factores de edad o distancia geográfica es parte de la responsabilidad social del Ecommerce.


Recomendaciones para mejorar la inclusión de las tiendas online

Al hablar de accesibilidad tiende a considerarse casos extremos, sin embargo dislexia, visión reducida, discapacidad auditiva, discapacidad motora e incluso la ansiedad, son algunas de las condiciones que pueden condicionar la experiencia web.

Para mejorar la experiencia del usuario, el experto en Ecommerce de Ecomsur entrega los siguientes consejos para hacer de los sitios web, lugares más inclusivos:


  • Información clara: Diseñar espacios amplios, ya que exigir demasiada precisión al hacer clic se le puede dificultar a algunas personas. Por otro lado, se recomienda activar subtítulos a contenidos audiovisuales.

  • Ortografía y color: No basar la búsqueda con ortografía correcta y/o precisa. Además es importante utilizar un buen contraste de color y tamaño de letra para asegurar una lectura eficaz.

  • Acercar el contacto: Tener a disposición varios canales de comunicación y que el comprador tenga la libertad de escoger la manera en que quiere ser contactado. Para esto es necesario poner información relevante a primera vista.

  • Proporcionar elementos de ayuda: Mantener una comunicación clara una vez los clientes se comuniquen, imágenes y diagramas para dar soporte al texto explicativo pueden facilitar la comprensión.


Que exista accesibilidad web significa que las personas pueden percibir, comprender, navegar e interactuar con el Ecommerce fácilmente. Es por esto que “simplificar el diseño de la página es una forma de facilitar el entendimiento y uso para los usuarios. De esta manera, títulos claros, proporcionar un camino para encontrar páginas relevantes y que el propósito de un enlace sea evidente, son unos de los requisitos para navegar fácilmente”, asegura Zafe.


Tomar la decisión de adaptar el Ecommerce es un paso importante, pero hay que tener en cuenta que las personas confían en lo que ya conocen. Por esta razón, se recomienda que al realizar los cambios, estos se realicen de manera progresiva y que se mantenga dentro del estilo de la marca. De lo contrario podría confundir al usuario y causar desinterés.