Dato Útil: Ocho consejos para enfrentar la alta inflación

Alimentos, energía, materiales de construcción, entre otros, suben sus precios día a día. El académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de los Andes e Investigador Instituto Milenio MIPP Patricio Valenzuela entrega recomendaciones para el aumento de los precios en el presupuesto familiar.





En Chile y en el mundo la inflación sube diariamente, influenciada en parte por la guerra en Ucrania, la que ha intensificado el alza de los precios de la energía, alimentos y materiales de construcción, entre otros. De acuerdo con las proyecciones del Banco Central de Chile, en el corto plazo la inflación anual se acercará al 10%, lo que está afectando nuestros bolsillos y calidad de vida al reducir el poder adquisitivo de nuestros ingresos.


El académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de los Andes e Investigador Instituto Milenio MIPP Patricio Valenzuela entrega consejos para mitigar los efectos del aumento de los precios en el presupuesto familiar.

  • Evita gastos innecesarios: procura comprar lo necesario y evitar gastos hormigas que a la larga se transforman en grandes cargas para el bolsillo. Por ejemplo, puedes tener un termo con café para reducir los gastos diarios en la cafetería de tu trabajo.

  • Raciona tu consumo de electricidad, luz y agua: evita dejar la luz prendida cuando no estás en casa, las duchas demasiado largas y una calefacción excesiva. Con la suma de estos ahorros puedes, por ejemplo, compensar la subida del precio del pan. Además, estarás siendo responsable con el medio ambiente.

  • Prioriza gastos obligatorios y asociados a necesidades: es importante distinguir entre necesidades y deseos. Los deseos como el cambio de nuestro celular pueden esperar para meses donde tengamos gastos menores y los precios se normalicen.

  • Evalúa sustituir algunos de los productos que consumes: considera comprar productos más económicos. Por ejemplo, las manzanas son más baratas que las naranjas, estas son más económicas que las uvas, y las uvas que las frutillas.

  • Cotiza los mejores precios y aprovecha ofertas: no siempre las marcas más caras son las mejores y para evitar pagar de más es importante cotizar y comparar. Además, si no hay urgencia, puedes esperar a periodos de liquidaciones y ofertas.

  • Evita que tus ahorros se desvaloricen: ahorra tu dinero de manera inteligente, deja de tener los ahorros debajo del colchón, en un chanchito de greda o en una cuenta vista que no entrega intereses. Es recomendable que guardes tus ahorros en un depósito a plazo -de una institución financiera regulada- que te permita ganar intereses. Así, tus ahorros mantendrán su poder adquisitivo en el tiempo.

  • Evita el sobreendeudamiento: es recomendable que tu carga financiera -las cuotas y pagos mensuales que se realizan por conceptos de deudas- nunca supere el 25% de tu ingreso mensual descontado el valor del arriendo o el pago de dividendo. Además, evita pagar solo el monto mínimo de tu tarjeta de crédito, ya que estarás pagando intereses eternamente sin reducir tu deuda.

Cotiza créditos de manera inteligente: si tu ingreso es insuficiente para poder costear gastos transitorios o inesperados, es posible que tengas que endeudarte. Es importante que busques la institución que ofrezca el crédito más barato, buscando la menor Carga Anual Equivalente (CAE), la que es un porcentaje que indica el costo total del crédito en un año. Una menor CAE significa que estarás pagando menos por el crédito y tus compras están saliendo más económicas.