EN UN 30% AUMENTAN LAS HERIDAS EN INVIERNO

Expertos llaman a no disminuir la movilidad a cero, aunque nos encontremos en cuarentena o enfermos en cama por resfriados propios de la época.





En invierno, la disminución de la movilidad y la posible aparición de enfermedades respiratorias o mayor sintomatología de enfermedades musculo esqueléticas como la artrosis que requieren indicación médica de reposo pudiese provocar un aumento de lesiones por presión en zonas de apoyo y de úlceras del pie Diabético y más.


En Chile un 70% de las heridas crónicas corresponden a Ulceras Venosas o por presión y el Pie Diabético, es la principal causa de amputación en el país, realizando más dos mil anuales como consecuencia de heridas crónicas que nunca cicatrizan productos de la Diabetes Mellitus.


Carolina Saravia, enfermera jefe de Clínica Cath, especialista en el cuidado de los adultos mayores hace más de 20 años, asegura que es esencial que los ancianos no disminuyan su movilidad a “0” por frio o alguna enfermedad respiratoria que los envíe hacer reposo, “sino que deben cambiar de forma consciente la posición cada 2 horas, aplicar cremas lubricantes en piel, pero especialmente en zonas de apoyo, como talones, dedos, codos, columna,, rodillas, puntas de los dedos de los pies, etc.”


Además, aseguran que la crema que se debe aplicar no se debe masajear, “basta con la aplicación local. El masaje vigoroso aplicado en pieles sensibles como la de los adultos mayores contribuye a la aparición de lesiones, como hematomas” comenta Saravia


Por otro lado, es importante utilizar calcetines holgado, que no marquen las piernas, ojalá sin costuras o que estas sean imperceptibles al tacto y de color claro para poder ver alguna herida. “Hay muchos adultos mayores que producto del frio o diabetes no sienten las extremidades y muchas veces al ponerse calcetines oscuros no se dan cuentan que tienen alguna herida en la piel porque no ven la sangre de la herida, el calcetín claro te alerta enseguida” asegura Saravia


Además, es sumamente importante mantener una revisión sistemática de los pies, inspeccionar los zapatos antes de colocarlos y el corte de uñas contribuye significativamente a disminuir la aparición de lesiones.


Finalmente, la especialista llama a asistir algún centro asistencia por una lesión “siempre es recomendable consultar a un médico o a un centro especialista en heridas para poder abordar inmediatamente el problema desde una perspectiva integral y realizar las intervenciones que esa persona necesita para no llegar aumentar la heridas y causar una necrosis en ella” .