Inédita alianza público-privada enfrentará la profunda escasez hídrica en Lo Barnechea

Se trata del primer Acuerdo de Producción Limpia de Eficiencia Hídrica del país elaborado con todos los actores presentes en el territorio, para trabajar en el fomento de la eficiencia en el uso del agua. Se implementarán medidas para reducir el consumo de agua y cambiar la cultura hídrica en la comuna.




Ante la necesidad de buscar soluciones para enfrentar el crítico escenario de disponibilidad hídrica que afecta a una de las comunas con mayor riesgo de racionamiento de agua en la Región Metropolitana, se puso en marcha el Acuerdo de Producción Limpia (APL) Territorial de Eficiencia Hídrica en Lo Barnechea.

El primer APL de eficiencia hídrica del país es un instrumento de gestión público-privada firmado por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático de Corfo, Municipalidad de Lo Barnechea, Ministerio del Medio Ambiente, Superintendencia de Servicios Sanitarios, Aguas Andinas, Red de Colegios SEDUC y Fundación Chile.

La iniciativa permitirá avanzar en cuatro metas y 14 acciones, en el plazo de 24 meses, que tienen como ejes principales el impulso de medidas de eficiencia hídrica, la transparencia de la información hídrica comunal y la educación de la comunidad para establecer una nueva cultura en el uso del agua.

Este acuerdo comprende un conjunto de compromisos voluntarios de diversos sectores claves para el cumplimiento de las metas acordadas, tales como el retail, colegios, juntas de vecinos, clubes de golf y centros de ski, cuyos representantes podrán adherir durante los próximos dos meses.

El APL se enmarca en la estrategia hídrica que la Municipalidad de Lo Barnechea está implementando.


"Las alertas que se hicieron en el pasado hoy son una realidad y el posible racionamiento de agua en la Región Metropolitana nos obliga a tomar todas las medidas a nuestro alcance para evitar ese escenario. Sabemos que es un trabajo de largo plazo y como municipio venimos trabajando fuertemente en iniciativas de efecto inmediato como el retiro de más de siete hectáreas de pasto no recreacional, una tercera ordenanza que promueve la eficiencia hídrica y sanciona el mal uso del recurso, la protección de los humedales urbanos, y una campaña para generar una cultura de cuidado del agua entre los vecinos. Este acuerdo va precisamente en esa línea, porque impulsa un plan de trabajo concreto, sumando voluntades de distintos actores que son clave para conseguir cambios drásticos y permanentes”, señaló el alcalde Cristóbal Lira.


La directora ejecutiva (r) de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Ximena Ruz, enfatizó que "estamos convencidos que las Municipalidades deben ser protagonistas en la solución a esta crisis hídrica, ya que se requieren acciones urgentes y estas solo pueden darse si existe un real compromiso y coordinación de múltiples actores del territorio. Con este APL estamos innovando, queremos impulsar una transformación, promoviendo un cambio cultural, ser conscientes del valor del recurso, una mayor infraestructura y soluciones basadas en la naturaleza para proteger nuestras diferentes fuentes de agua, que generen mayor resiliencia al cambio climático y mejores relaciones entre empresas y comunidad”.


En tanto, Marta Colet, gerenta general de Aguas Andinas, señaló que “vivimos una situación límite de escasez hídrica. Los ríos tienen caudales mínimos históricos, las lluvias son cada vez más escasas y ya no es suficiente esperar que mejoren las condiciones climáticas. Por eso, en Aguas Andinas hemos trabajado en diversas líneas, donde junto a autoridades locales y la sociedad en general hemos promovido una mayor conciencia que nos permita relacionarnos de otra manera con el agua. En este sentido, la firma del APL de Eficiencia Hídrica de la comuna de Lo Barnechea es un paso muy importante, con acciones concretas y metas específicas que permitirán estar más preparados y adaptarnos de mejor manera a la sequía estructural”.

Principales acciones del APL

Entre los principales resultados del APL destaca la elaboración de un catálogo de soluciones hídricas aplicables a la comuna de Lo Barnechea, con costos, especificaciones técnicas, proveedores y fuentes de financiamiento, como también una Guía para la medición de Huella Hídrica Escolar, que considera también soluciones, instrumentos de medición de uso y pérdidas aplicables a las instalaciones escolares.

Por otro lado, se diseñarán dos pilotos de reúso de aguas grises y la implementación de al menos uno, por parte de la municipalidad de Lo Barnechea.


Para mejorar el acceso y la transparencia en torno a la información, la Municipalidad se compromete a desarrollar una Plataforma Digital de información hídrica comunal, en colaboración con el CENRE, Fundación Chile, SISS y Ministerio del Medio Ambiente.


Además, se realizará el programa de capacitaciones “Jornadas del Agua en Lo Barnechea”, enfocado al sector residencial y sector productivo.

Lo Barnechea en cifras

  • Se estimó una disminución de un 42% de las precipitaciones registradas durante el período 2010–2020, en comparación con el período 2000-2009, lo que genera impactos tanto en la generación de escorrentía superficial como en la recarga de acuíferos.


  • De acuerdo al Balance Hídrico Nacional, para el período 2030-2060 se proyecta una reducción del 29% del caudal medio anual en la comuna de Lo Barnechea (promedio de las cuatro cuencas de la comuna).


  • Lo Barnechea se posiciona como la comuna con mayor consumo hídrico por habitante al día en la Región Metropolitana. El sector residencial concentra un 81% del consumo total, seguido por el sector comercial con un 12%.

¿Qué son los APL Territoriales de Gestión Hídrica?

Es un instrumento de gestión ambiental de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, que promueve la colaboración entre empresas, organismos públicos competentes y otras organizaciones territoriales, para contribuir al mejoramiento de las capacidades adaptativas frente al cambio climático, de los actores que intervienen en los territorios. Esto a través de sucesivos acuerdos y compromisos voluntarios de acciones orientadas a cumplir objetivos y metas comunes.

La co-construcción de estos Acuerdos voluntarios se caracteriza por su proceso participativo de diálogo entre diversos actores bajo un enfoque “bottom up” para sentar las bases de una visión común y proyección de acciones con pertinencia territorial. Considerando las particularidades territoriales, entre sus resultados se espera lograr mayor eficiencia hídrica, conservación y protección de los recursos hídricos, incorporación de nuevas fuentes de agua y el fortalecimiento de capacidades de gestión.