Los cambios que sufrirán las oficinas después de la pandemia

Entre las recomendaciones que entrega MITI, Asociación Gremial Mejor Industria TI, para volver a las oficinas de manera paulatina se encuentran: rotación de los equipos, evaluación de población de riesgo, analizar nuevas metodologías de trabajo, protocolos definidos, puesto de trabajo rotatorio, Kit de seguridad y supervisión de los clientes y tecnología de detección del virus, entre otras.





Oficinas más pequeñas y más libres, sin puestos asignados. Espacios flexibles, con grandes salas de reuniones para que los equipos se puedan reunir, son algunos de los cambios que se implementarán a futuro para lograr el correcto funcionamiento de éstas.


Mucho se ha especulado respecto a qué va a suceder con los espacios de trabajo luego de que pase la pandemia, pues, inevitablemente, las oficinas experimentarán cambios, tendiendo a bajar en superficie al igual que en la densidad de ocupación. Aunque la mayoría de las iniciativas son aún inciertas, existen algunos conceptos que están sonando con más fuerza, como son las oficinas híbridas y el trabajo remoto de forma permanente.


Según una encuesta realizada por Randstad a más de 400 firmas, muestra que el 75% de las empresas en Chile seguirán bajo la modalidad de Home Office o tendrán un modelo mixto con algunos días a la semana en las oficinas de manera presencial.


En MAGNET, empresa de desarrollo a medida asociada a MITI y especializada en transformación digital, aseguran que no volverán a sus oficinas hasta la mitad del 2021. Al momento de volver se darán mayores flexibilidades para el trabajo remoto, aunque esto era algo que ya estaba considerado y no es consecuencia de la pandemia. Se espera volver presencialmente solo cuando sea seguro para el equipo, por lo que no existirá esa modalidad de trabajo mientras siga la situación de pandemia.


ACID, empresa especializada en retail y servicios financieros, comentan que este año no volverán a sus lugares de trabajo de manera presencial basándose en la premisa del cuidado de cada uno de sus colaboradores y sus familia. Respecto al momento del regreso, indican que “Antes, cada colaborador tenía su escritorio personal, y ahora la idea es hacerlo móvil. Crear un espacio en común sin nombres, pensando en un concepto híbrido y voluntario para el trabajo en la oficina” comenta Tomás Moreno, Gerente de Personas de ACID


Por su lado, Zenta Group, consultora especializada en tecnología TI, asociada a MITI optarán por el momento mantener el Home Office y pensando en el futuro en un modelo mixto y voluntario. Además, están potenciando distintas iniciativas para mantener la cultura de cercanía que los caracteriza para sus colaboradores, por ejemplo realizando seguimiento continuo de cómo se sienten sus “zentiners”, por medio de la plataforma interna de comunicaciones, dándole el apoyo, contención y herramientas para enfrentar distintos tipos de situaciones complejas, al tiempo que potencian su área de bienestar integral, entre otras accione


Desde MITI llaman a retrasar la vuelta a aquellas empresas donde sea viable, mientras no sea seguro volver, no hay necesidad de tomar riesgos innecesarios. Además al haber menos gente trasladándose, tenemos ciudades y transportes menos congestionados y más seguros.


“Frente al escenario que estamos viviendo como sociedad frente a la pandemia es importante que las empresas evalúen con mucha precaución la vuelta a las oficinas y tratar de hacerlo de manera mesurada para cuidar a cada uno de sus trabajadores y familias” Mario Zuñiga, Presidente del Directorio de MITI