¿Muchas horas conectado? Cómo alcanzar el anhelado bienestar digital

Trabajar, estudiar, comunicarse y entretenerse se han convertido en actividades que hoy, en gran mayoría, se realizan 100% en línea. Sin embargo, para mantenernos productivos y saludables, es importante hacer un uso responsable de la tecnología.



En los últimos años, internet ha provocado revoluciones nunca antes vistas, que han transformado la manera de comunicarnos y realizar tareas básicas del día a día. Sin embargo, nunca hubo tantas conexiones como las que se dieron con el rápido crecimiento y propagación del COVID-19. Eso, junto al desarrollo de nuevas herramientas que posibilitan el trabajo remoto, han hecho posible que millones de personas puedan desenvolverse completamente a través de dispositivos tecnológicos como el computador y el teléfono celular. Sin embargo, de acuerdo al Informe UC sobre los beneficios y consecuencias del primer año de Teletrabajo en Chile, 73,5% de quienes se encuentran teletrabajando en la actualidad, admiten que esta modalidad ha afectado negativamente su capacidad para desconectarse, lo que plantea importantes desafíos para esta nueva vida hiperconectada. Pero, ¿cuál podría ser una solución para esa problemática? Buscar el bienestar digital. El término se refiere a la relación, uso consciente y responsable de la tecnología, permitiendo que las personas puedan acceder a la mayor cantidad de beneficios que la conectividad entrega a través de un uso saludable. Ante eso, Leonardo Cerda, gerente de Asuntos Corporativos de Claro Chile explica que “el rápido crecimiento del internet ha traído múltiples oportunidades para millones de personas, lo que se traduce en acceso a información instantánea y herramientas que nos ayudan a simplificar nuestras vidas. Para aprovechar aún más estas oportunidades, es fundamental que desarrollemos una relación sana con las herramientas disponibles” Para lograr ese bienestar digital y utilizar la tecnología a nuestro favor, el ejecutivo nos entrega algunas sugerencias: Establece horarios: a la hora de trabajar, estudiar o entretenerse, trata de definir las horas que dedicas a cada tarea, siempre en la medida de lo posible. Además, privilegia pausas cortas de manera offline para salir a tomar aire libre, comer algo o estirar. Tiempo libre: luego de trabajar o estudiar durante largas horas, el internet y los diversos dispositivos también permiten realizar actividades de entretención como leer o escuchar libros, reproducir podcasts, entre otros. En ese sentido, YouTube, aplicaciones de streaming como Claro video, y las de música -como Claro música- son buenos alternativas para buscar contenido. Actividad física: tiene un alto impacto en la calidad de vida de las personas. Por eso, cada vez son más los usuarios en el mundo los que usan la tecnología para acceder a tutoriales de ejercicios, meditación y yoga, entre otros a través de diferentes plataformas y apps, lo que ayuda al bienestar físico y mental. Desconectarse: para finalizar el día, despegarse de las pantallas también es fundamental. Actualmente, los profesionales de salud recomiendan tener momentos offline, ya sea a través de juegos de mesa, manualidades o leer con el fin de desarrollar otras habilidades o, simplemente, descansar de mejor manera.