Ocho recomendaciones para evitar robos y estafas al retirar el tercer 10% de su AFP


Por tercera vez se autorizó el retiro de fondos de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y, lamentablemente, en los dos procesos anteriores y pese a las medidas de seguridad tomadas por las autoridades, entidades bancarias y AFP, se generaron estafas y robos a quienes retiraron su 10%. Ante esto, la Asociación de Empresas de Seguridad Privada y Transportes de Valores (ASEVA) reitera el llamado a tomar todas las precauciones necesarias para evitar robos y entrega ocho recomendaciones para quienes retirarán sus fondos, ya sea de manera digital o presencialmente:





1. Desconfía de supuestos ejecutivos virtuales y de mails con faltas de ortografías: Si recibes un WhatsApp de un presunto ejecutivo de la AFP pidiendo tus datos, no entregues información personal. Aplica el mismo criterio si recibes un correo que dice ser de una aseguradora. Revisa la dirección de email para ver si efectivamente coincide con la de tu aseguradora y no descargues archivos ni des click a enlaces adjuntos. Nunca te pedirán tus claves bancarias por whatsapp, teléfono o mail. No las entregues.


2. No envíes fotos de tu cédula de identidad y no compartas datos personales: Menos con desconocidos, ni presencialmente ni en tus redes sociales. No envíes a extraños fotografías de la cédula de identidad, pues recuerda que los datos que aparecen en ella pueden ser utilizados para intentar realizar un retiro de fondos en tu nombre y pedir depositarlo en una cuenta bancaria que no es la tuya. No publiques en redes sociales información de retiros, dinero, montos o cuentas; y no informes por RRSS tu ubicación mientras concurres a retirar tu dinero.


3. Distancia física: Si realizas tu trámite de forma presencial, mantén la distancia física y presta atención a cualquiera que se aproxime o te observe demasiado. Por estos días la distancia física es norma básica de autocuidado, pero no sólo te protege del Covid-19, sino que también evita que seas víctima del denominado “marcado”, antigua técnica utilizada para “fijar” a las personas al salir de los bancos, seguirlos y asaltarlos.


4. No cuentes dinero en público y guárdalo en un lugar lo más seguro posible y no lo expongas en comercios: De preferencia, que te acompañe alguien de confianza y dirígete lo más rápido posible a tu destino, además, reduce al mínimo el tiempo en que circularás en la calle con el efectivo. Luego de tener el dinero, evita salir con el total de tu en efectivo, si realizas alguna compra, planifica tu salida y no muestres el dinero abiertamente antes de pagar. Incluso en caja, se rápido, sigiloso y siempre desconfiado.

5. Evita ir con menores de edad: A fin de evitar el riesgo de transformarse en víctima de un ilícito se recomienda, en lo posible, que no realices el trámite presencial acompañado por menores de edad.


6. No aceptes ayuda de personas que no conoces: Si un desconocido se acerca con cualquier excusa para ofrecerte ayuda o pedir orientación, no aceptes ni comiences una conversación con él. Muchas veces los asaltantes trabajan en equipo y se acercarán a una persona primero para distraerlo y analizar de qué forma abordarlo y luego robarle su dinero. Si te muestras concentrado, atento y desconfiado, probablemente logres evitar transformarte en víctima. NO interactúes con desconocidos.


7. Revisa el cajero automático: Si producto del retiro vas a aumentar el uso de Cajero Automático, revísalo bien antes de empezar a utilizarlo, tómate algunos segundos para verificar que el cajero no tenga ningún aditamento sospechoso o que parezca ajeno al mismo.


8. No existen inversiones o negocios mágicos: Desconfía de todo lo que te prometa una ganancia extraordinaria, que normalmente se ofrecen como grandes oportunidades. Tienes una alta probabilidad de estar siendo afectado por una estafa o involucrado en un ilícito. ¡No le confíes tus ahorros a personas que prometan ganancias mágicas!