Primeras olas de calor: ¿Qué se puede hacer en casa?

En algunos lugares de Chile ya se están registrando temperaturas por encima de los 30° C. Debido al calentamiento global, este fenómeno conocido como las “olas de calor”, genera impacto en la población, y esa necesidad causa que un artefacto considerado un lujo hace algunos años, ya deje de serlo: el aire acondicionado.




Y estos aparatos no solamente están más alcance de miles de consumidores en Chile, sino que también cuentan con prestaciones evolucionadas, que permiten ahorrar más energía y ser más eficientes y silenciosos, siendo la alternativa perfecta para muchos hogares.

Estos importantes avances son en gran medida por la tecnología de motor Inverter, presente en equipos de aire acondicionado. El sistema opera ajustando la velocidad del motor para que funcione de manera continua y con mayor eficiencia a largo plazo, prescindiendo con esto del gasto energético que implica el encendido del equipo varias veces al día. De esta forma, es posible reducir el consumo de energía en un 30% si se compara con sistemas tradicionales.


Daikin, marca experta en climatización, entrega algunas recomendaciones para lograr el clima perfecto y optimizar el uso del aire acondicionado en el hogar:

1. Ubicar los equipos de aire acondicionado (tanto unidades interiores como exteriores) de tal modo que reciban la menor luz solar directa posible, y haya una buena circulación del aire.

2. Se recomienda no ajustar el termostato a una temperatura inferior a la deseada: no enfriará más rápido y resulta un gasto innecesario de consumo eléctrico.

3. Utilizar un buen aislamiento para evitar pérdidas de energía. Una vivienda bien aislada y acondicionada térmicamente garantiza un menor gasto energético todo el año. Instalar toldos, cerrar persianas y correr cortinas son métodos eficaces para reducir el calentamiento de nuestra vivienda, ya que impiden las radiaciones directas del sol.

4. Ventilar la casa en las horas de menor calor (primeras horas de la mañana y durante la noche) para evitar un calentamiento excesivo en las horas centrales del día, donde se registran las mayores temperaturas. Mientras la unidad esté funcionando, evitar abrir puertas y ventanas.

5. Basta con 10 minutos para ventilar una habitación en condiciones normales.

6. El mantenimiento de los equipos y la limpieza son esenciales para su funcionamiento óptimo. Los filtros de aire sucios afectan el funcionamiento y consumen energía. Es recomendable limpiarlos cada dos semanas, o como mínimo, una vez al mes.

7. Evitar que el termostato esté próximo a fuentes de calor como ampolletas o radiación solar.